¿Te has preguntado alguna vez cómo se elaboran las previsiones meteorológicas? Sin satélites que observen la Tierra no sería posible una predicción meteorológica precisa. Los satélites MetOp-SG*, construidos por Airbus en Friedrichshafen y Toulouse para la Agencia Espacial Europea (ESA) y EUMETSAT, proporcionarán una gama más amplia de datos más precisos para mejorar los modelos numéricos utilizados en las previsiones, así como observaciones para la vigilancia del clima.

Hoy en día es tan fácil coger el smartphone para consultar el tiempo que es fácil olvidar que no siempre ha sido así. Los dichos meteorológicos de antaño han dado paso a tecnologías modernas que siguen una larga cadena: de las observaciones, a las simulaciones con modelos numéricos y los análisis. En la actualidad, las previsiones meteorológicas se generan mediante complejos algoritmos alimentados por datos procedentes de diversas fuentes, como globos meteorológicos o sensores de aeronaves, pero las observaciones por satélite son las más importantes.

 

Previsiones precisas, posibles gracias a los satélites

La precisión de las previsiones meteorológicas con una antelación de 12 horas a 10 días mejorará considerablemente gracias a las capacidades de los nuevos satélites MetOp-SG.

"EUMETSAT opera satélites meteorológicos y difunde datos a nuestros Estados miembros en tiempo real", explica Rosemary Munro, Científica del Programa Sistema Polar de Segunda Generación (EPS-SG) de EUMETSAT. "Los servicios meteorológicos nacionales dependen de un flujo de datos operativos precisos y puntuales de la atmósfera, los océanos y la tierra que integran en sus propios modelos de predicción para elaborar previsiones meteorológicas".

En efecto, la previsión meteorológica requiere muchos datos para mejorar continuamente la modelización matemática. La capacidad de detectar fenómenos meteorológicos extremos, como tormentas y olas de calor, depende en parte de estos modelos. Philippe Chambon, investigador de Météo-France, afirma: "Para nuestros modelos numéricos de predicción meteorológica, que emiten previsiones hasta con cuatro días de antelación, alrededor del 90% de nuestros datos proceden de satélites de observación de la Tierra. Los satélites MetOp-SG, con sus instrumentos de muy alto rendimiento, mejorarán nuestras previsiones tanto a nivel mundial como regional".

MetOp-SG A and B at Airbus' facilities in Toulouse

© Airbus. MetOp-SG A y B en las instalaciones de Airbus en Toulouse.

 

Los retos de la previsión meteorológica

Una previsión meteorológica es una predicción del estado de la atmósfera en un momento y lugar determinados, simulada por un modelo numérico. Imaginemos la atmósfera dividida verticalmente en varios cubos (por ejemplo, con un tamaño de un kilómetro por unos cientos de metros de altitud)) donde es posible evaluar la tasa de humedad en su interior, además de la temperatura, los vientos y la cantidad de nubes y lluvia. A continuación, los datos se transforman y analizan mediante modelos numéricos que permiten a los meteorólogos ofrecer información comprensible para el público en general. Los iconos de sol o nubes y las lecturas de temperatura disponibles al instante en la aplicación del teléfono móvil se generan todos a través de esta larga cadena. 

"Nunca hacemos una sola previsión, sino más de treinta, que son ligeramente diferentes. La atmósfera se comporta de forma caótica, lo que afecta a la previsibilidad. Si los escenarios son bastante similares para los próximos cuatro días, el índice de confianza es alto; si sólo hay tormentas en algunos de los escenarios, el índice es en general más bajo, porque los cambios respecto a las condiciones de partida pueden dar lugar a resultados meteorológicos diferentes", explica Philippe Chambon, de Météo-France.

 

Las previsiones meteorológicas protegen vidas humanas y medios de subsistencia

La previsión meteorológica es también un medio clave para anticipar fenómenos violentos como tormentas y olas de calor, de modo que se pueda avisar con antelación a las personas susceptibles de verse afectadas. Esto ayuda a proteger vidas y medios de subsistencia.

"Podemos identificar fenómenos meteorológicos peligrosos en una fase temprana que confirmamos y aclaramos con el tiempo, actualizando las predicciones varias veces al día con datos más recientes e informando a los ciudadanos y a las autoridades públicas", explica Chambon. "El objetivo es llamar la atención de todos sobre los peligros potenciales y concienciar a la gente de las precauciones que deben tomar para protegerse".

 Rosemary Munro, EUMETSAT EPS-SG Programme Scientist and Philippe Chambon, Météo-France researcher

© Airbus. Rosemary Munro, científica del programa EPS-SG de EUMETSAT, y Philippe Chambon, investigador de Météo-France. 

 

Más allá de la previsión meteorológica con MetOp-SG

Los satélites meteorológicos son muy útiles en nuestra vida cotidiana, pero sus beneficios son mucho más amplios. Proporcionan información esencial sobre el clima y los océanos, vigilando por ejemplo los incendios forestales, la evolución de nubes de ceniza volcánica, el agujero de la capa de ozono o la contaminación atmosférica. 

Los 10 instrumentos de MetOp-SG ayudarán a los científicos a comprender mejor los cambios climáticos y sus proyecciones. "Uno de los instrumentos más revolucionarios para la investigación del clima será el interferómetro de sondeo atmosférico infrarrojo (IASI-NG), capaz de controlar una amplia gama de compuestos químicos de la atmósfera, como el metano, un potente gas de efecto invernadero, y el amoníaco, que afecta a la calidad del aire", explica Munro.

Para Chambon, el instrumento Ice Cloud Imager (ICI) aportará una perspectiva completamente nueva al estudio de las nubes de hielo. "Podremos cuantificar la cantidad de pequeños cristales de hielo en la atmósfera. Este dato es muy importante porque estas nubes de hielo repercuten en el balance energético de radiación de la Tierra. Es una de las fuentes de incertidumbre en las proyecciones climáticas. Gracias a estos datos, los científicos podrán mejorar sus modelos de predicción y su comprensión del calentamiento global".

Los lanzamientos previstos de los satélites MetOp-SG A1 y B1 en 2025-2026 garantizarán la continuidad con la constelación MetOp actual, sin que se produzca una brecha. Esta continuidad de datos a largo plazo es esencial para la predicción meteorológica y para detectar cambios en la vigilancia del clima.

 

*MetOp-SG: Meteorological Operational Second Generation

MetOp-SG es un proyecto de cooperación entre la Agencia Espacial Europea (ESA) y EUMETSAT, la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos.

For those who make this world a safer place

For those who make this world a safer place