In order to give you a better service Airbus uses cookies. By continuing to browse the site you are agreeing to our use of cookies I agree

Search
Newsroom
Search
Newsroom
09 June 2017
Commercial Aircraft

La OMC condena el incumplimiento de Boeing y las nuevas subvenciones

Resumen

OMC: EE.UU. incumplió decisiones sobre descomunales subvenciones ilegales proporcionadas a Boeing.

El informe de hoy del grupo especial sobre el cumplimiento (compliance panel) de la OMC determina que las subvenciones de Boeing provocan que Airbus pierda cientos de ventas de aviones con un valor estimado de entre 15.000 y 20.000 millones de dólares

Las subvenciones ilegales a Boeing, a lo largo del tiempo, han dado lugar a más de 100.000 millones de dólares de ventas perdidas para Airbus

Los Estados Unidos han incumplido las resoluciones de la OMC en la batalla trasatlántica, que ya dura más de un decenio, sobre las subvenciones a la aviación comercial. Así lo ha declarado hoy el Grupo Especial sobre el Cumplimiento de la Organización Mundial del Comercio (OMC) en el conflicto DS353 (UE vs. EE.UU.), relacionado con subvenciones por miles de millones de dólares concedidas a The Boeing Company. 
En marzo de 2012, el Órgano de Solución de Diferencias de la OMC dictaminó que varias de las subvenciones proporcionadas por EE.UU. a Boeing eran ilegales y debían retirarse en el plazo de seis meses, o, alternativamente, que debían eliminarse sus efectos desfavorables. En septiembre de 2012, EE.UU. aseguró que había tomado todas las medidas necesarias para cumplir con lo exigido. Hoy, la UE se ha impuesto al demostrar la existencia continuada de una serie de subvenciones ilegales, incluyendo el apoyo a I+D proporcionado por la NASA y el Departamento de Defensa (DoD), y las exenciones tributarias del Estado de Washington por valor de muchos miles de millones de dólares. La UE también ha demostrado los continuos efectos desfavorables causados por algunas de dichas subvenciones. 
Durante otros cinco años, y al incumplir los dictámenes de la OMC, EE.UU. ha seguido proporcionando enormes ventajas a Boeing en forma de subvenciones no equitativas y contrarias a la competencia, que han dado lugar a una pérdida adicional de ventas de al menos 300 aviones, con un valor estimado de entre 15.000 y 20.000 millones de dólares. 
En total, uniendo esto a la resolución de la OMC de finales de 2016 en el litigio DS487, en el que se abordaban las subvenciones ilegales para el 777X, así como resoluciones anteriores en el caso DS353, se estima que la repercusión total asciende a 100.000 millones de dólares en ventas perdidas para Airbus.  
Tom Enders, Consejero Delegado de Airbus, afirma: "La cantidad de dinero de la que se trata distorsiona completamente el comercio. En el mercado global moderno y dinámico de hoy en día no hay lugar para estas prácticas desleales y anticompetitivas, y la OMC debería dejar bien claro que ningún gobierno o empresa puede librarse de sus responsabilidades internacionales." 
Enders añade: "Aplaudo a la UE por lo que es nuevamente una gran victoria para el comercio justo en la aviación comercial. La claridad que aporta la OMC en sus continuas resoluciones a lo largo de un decenio es impresionante y de amplio alcance: primero, la OMC afirmó que el sistema de subvenciones de EE.UU. prevé la concesión de subvenciones ilegales, mientras que el sistema europeo de inversión reembolsable basado en préstamos respeta el derecho mercantil internacional. Hoy, el grupo especial de la OMC ha demostrado que Boeing continúa tratando de sacar provecho a este amplio apoyo ilegal, a expensas de un marco de igualdad de condiciones en la industria de la aviación mundial." 
Después de que se publicara la resolución original en 2012, EE.UU. aumentó más sus subvenciones a Boeing, con medidas tales como la provisión de incentivos para la producción del 787 en Carolina del Sur, los programas de I+D financiados de la Federal Aviation Administration estadounidense, mayores reducciones tributarias del Estado de Washington, y la concesión de financiación adicional y apoyo para I+D de la NASA y el DOD. Hoy, el Grupo Especial ha acordado con la UE que era correcto que estas medidas adicionales quedaran incluidas en el ámbito del procedimiento.
El Grupo Especial ha determinado que las subvenciones no retiradas continúan causando efectos desfavorables en forma de una significativa pérdida de ventas para Airbus. En particular, el Grupo Especial ha concluido que las reducciones fiscales del impuesto B&O (Business & Occupation) del Estado de Washington hicieron que Airbus perdiera al menos 16.000 millones de dólares en ventas a favor de Boeing. Esta conclusión podría llevar en última instancia a la imposición de sanciones comerciales contra EE.UU. por valor de miles de millones de dólares. 
Se espera que la resolución de hoy sea objeto de apelación. Sin embargo, no hay ninguna indicación de que los argumentos de EE.UU. vayan a ser diferentes de los presentados anteriormente, pese a la clara posición de la OMC. Con el margen de tiempo que EE.UU. ganará al recurrir, el daño que causan las subvenciones a Airbus no hará sino aumentar. 
Fabrice Bregier, director de operaciones de Airbus, comenta: "A lo largo de esta aparentemente sempiterna disputa con Boeing, ha quedado muy claro que Boeing está utilizando estos casos a efectos de relaciones públicas y actividades de presión en lugar de para permitir un debate serio sobre un marco de igualdad en el sector de la aviación comercial. No es solo lamentable, sino que pronto se considerará que tiran piedras contra su propio tejado, a la vista del entorno competitivo presente y futuro de nuestra industria." 
En el primer semestre de 2017, el mercado de grandes aviones comerciales ha entrado en territorio desconocido. Aunque vimos los primeros vuelos de las nuevas incorporaciones C919 y MC-21, Boeing presentó una petición de recurso comercial local ante la International Trade Commission estadounidense contra Bombardier, con la intención de excluir el Serie C del mercado estadounidense. "Parece claro que Boeing está haciendo todo lo posible por mantener el statu quo del que se ha beneficiado ilegalmente durante todos estos años. Airbus espera con ansia el día en que se pueda poner fin a este ridículo conflicto y podamos centrar toda nuestra atención en invertir en más innovación y dedicarnos a una competencia sana", añade Bregier. 
Airbus desea aprovechar esta oportunidad para felicitar a la Comisión Europea y a los Gobiernos de Francia, Alemania, el Reino Unido y España por su continuo éxito en la OMC.  Airbus está extremadamente agradecida por la gigantesca cantidad de personas/hora y el esfuerzo inmenso que se han dedicado hasta ahora a este conflicto.
Back to top