Un estudio muestra que los combustibles para aviones a base de “mallee” prometen

El biocombustible derivado del “mallee” australiano es un producto viable y sostenible

21 May 2014 Press Release

Un estudio de dos años encargado en 2012 por Airbus y por socios de esta, como Virgin Australia, sobre la viabilidad de aprovechar el árbol “mallee” australiano para fabricar biocombustibles aptos para motores de aviones de pasajeros, arroja resultados alentadores.

Publicado por el Future Farm Industries Cooperative Centre (CRC), el informe concluye que el combustible derivado del “mallee” superaría los rigurosos criterios de sostenibilidad establecidos por la Roundtable for Sustainable Biomaterials  (RSB), y que podría destinarse a su uso en vuelos comerciales, de acuerdo con la American Society for Testing and Materials  (ASTM). 

El análisis de sostenibilidad y ciclo de vida abarca el cultivo y la cosecha de este tipo de árbol y su conversión en biocombustible para la aviación mediante pirolisis térmica y procesos de enriquecimiento desarrollados por Dynamotive and IFP Energies nouvelles (IFPEN). El árbol mallee crece en terrenos pobres donde no compite directamente con los cultivos que requieren agua o dedicados a la producción de alimentos. El estudio, centrado en la vasta región meridional de Australia Occidental, analizó la viabilidad del establecimiento de toda una cadena de suministro industrial, desde el agricultor al usuario aeronáutico.

“Lo que este informe demuestra es que el mallee podría suponer un beneficio económico futuro para los agricultores y las comunidades regionales, con la posibilidad de crear una industria viable para el año 2021” ha dicho John McGrath, Director de Investigaciones de CRC. “El mallee compagina bien con las operaciones de producción agrícola y ganadera y puede proteger y favorecer la biodiversidad, además de contribuir al reequilibrio de los niveles freáticos.”

De acuerdo con este estudio, si todos los vuelos que parten del aeropuerto de Perth utilizaran biocombustibles procedentes de mallees locales, se podrían reducir las emisiones en, como mínimo, un 40 por ciento.

Según Merren McArthur, CEO del grupo Virgin Australia Regional Airlines, “Virgin Australia mantiene su compromiso de apoyo a la innovadora investigación australiana sobre la viabilidad de los biocombustibles para la aviación y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en Australia. Los resultados apuntan a que los combustibles aeronáuticos a base de mallee son una opción más sostenible que la de los actuales de origen fósil, además de aportar una valiosa información sobre la posibilidad de crear nuevas cadenas de suministro. Estamos muy ilusionados con el apoyo de este proyecto y con la posibilidad cada vez mayor de un suministro comercial de biocombustibles en Australia Occidental,” ha dicho Merren McArthur.

“Las conclusiones de este informe son positivas y respaldan la estrategia general de Airbus de buscar las mejores soluciones para el desarrollo y comercialización de combustibles sostenibles para la aviación. Airbus lleva desde 2008 participando en un programa mundial para el desarrollo de soluciones en este sentido, y este informe constituye un importante paso adelante para el logro de los objetivos que se fijado el sector de un crecimiento cero en materia de carbono,” han manifestado Frederic Eychenne, New Energies Programme Manager de Airbus.