Nuevo capítulo tras ocho años de conflicto ante la OMC: Boeing se enfrenta a una sanción de 12.000 millones de dólares de la OMC

Europa solicita a la OMC la mayor sanción de su historia por el incumplimiento de Boeing del dictamen de la OMC de marzo de 2012 sobre las subvenciones recibidas

28 September 2012 Press Release

La UE presentó hoy una petición a la OMC para imponer una sanción por años acumulados de 12.000 millones de dólares a Boeing por el incumplimiento del dictamen de la OMC de marzo de 2012. Se trata de la mayor sanción jamás solicitada a la OMC tras la peor derrota de la historia ante este órgano. En marzo de 2012, la OMC otorgó a Boeing un plazo de seis meses para la aplicación del dictamen. La OMC condenó a Boeing por las subvenciones estatales, locales y federales en cada uno de sus programas de aviones comerciales.

Boeing no ha cumplido las exigencias del dictamen definitivo de la OMC y, por lo tanto, el caso debe pasar a la siguiente fase para imponer sanciones tras confirmarse que Boeing sigue distorsionando el mercado con las subvenciones procedentes de los contribuyentes.

“Airbus agradece a la Comisión de la UE la adopción de medidas consecuentes”, declaró la portavoz de Airbus, Maggie Bergsma. “Sin embargo, no es más que un paso más hacia adelante en el conflicto comercial iniciado por Boeing en 2004. Boeing ha negado durante décadas la ayuda estatal pero, finalmente, ha tenido que enfrentarse a un juicio arrollador. Sentimos que Boeing continúe con una batalla legal que debería haberse resuelto hace mucho tiempo de mutuo acuerdo. Hemos realizado varias propuestas durante todo el tiempo, pero estamos listos para seguir luchando si no queda más remedio”.

El dictamen final de la OMC del mes de marzo establece:

• la retirada de los 5.300 millones de dólares como mínimo en subvenciones federales ya recibidas por Boeing

• la eliminación de 2.000 millones de dólares en subvenciones ilegales locales y estatales futuras conforme al actual sistema ilegal de financiación.

• la retirada de todas las ayudas a programas de investigación concedidos por el Departamento de Defensa de los EE.UU. (DOD por sus siglas en inglés) y la NASA, incluida la financiación y el uso de instalaciones estatales y transferencia ilegal de muchos de los derechos de propiedad intelectual de tecnología desarrollada a Boeing.

La OMC ha confirmado que el impacto de estas subvenciones es significativamente superior a su valor nominal debido a su particular naturaleza intrusiva, justificándose, así, la cuantía de la multa de 12.000 millones de dólares solicitada por la UE. Por ejemplo, según la OMC, Boeing no habría podido lanzar el 787 sin ayuda de estas subvenciones ilegales. La petición de hoy desmiente el argumento de Boeing que hacía creer que las conclusiones de la OMC no tendrían consecuencias relevantes para Boeing.

Más información en www.airbus.com/hottopics/wto.