La verdad sale a la luz: la OMC condena las enormes subvenciones ilegales concedidas a Boeing

La verdad sale a la luz: la OMC condena las enormes subvenciones ilegales concedidas a Boeing

Boeing recibió "al menos 5.300 millones de dólares" en subvenciones de naturaleza “intrusiva y distorsionante”, causando perjuicios por valor de 45.000 millones de dólares

31 March 2011 Press Release

La Organización Mundial del Comercio (OMC) ha condenado públicamente a los Estados Unidos por la concesión de enormes subvenciones ilegales a Boeing que han tenido un efecto negativo sobre las ventas de Airbus por un importe estimado de 45.000 millones de dólares. Esta resolución surge tras una larga campaña de acusaciones infundadas e intentos de desacreditar a Airbus, especialmente durante la prolongada campaña llevada a cabo para ganar el contrato de aviones cisterna para las Fuerzas Aéreas de EE.UU.

"Al final, la verdad sale a la luz: Boeing ha recibido, y sigue recibiendo, subvenciones que tienen un efecto distorsionador significativamente mayor que los préstamos reembolsables recibidos por Airbus", dijo Rainer Ohler, responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación de Airbus. "Con ambos casos sobre la mesa, la OMC ha dado luz verde a uso de los préstamos otorgados por los gobiernos de Europa y ha ordenado a Boeing que ponga fin al apoyo a las ayudas económicas e ilegales que salen de los bolsillos del contribuyente de EE.UU. Es hora de que Boeing deje de negar o minimizar la importancia de las enormes subvenciones que recibe".

El informe que la OMC acaba de hacer público hoy confirma las predicciones de Airbus:
 
1. Boeing no habría podido lanzar el 787 sin las subvenciones ilegales recibidas.

“Lo que nos parece claro es que, sin las subvenciones a la investigación y desarrollo aeronáuticos, Boeing no habría podido poner en marcha una aeronave con todas las tecnologías que contiene el 787…” (Párrafo 7.1775)

“esas subvenciones contribuyeron de forma auténtica y sustancial al desarrollo por Boeing de tecnologías para el 787”. (Párrafos 7.1754, 7.1773 y 7.1794)

2. Boeing ha recibido “5.300 millones de dólares como mínimo” de los bolsillos del contribuyente americano  cuales han sido calificados de ilegales. 

“[H]emos estimado que la cuantía de esas subvenciones a la División de LCA de Boeing ascendió como mínimo a 5.300 millones de dólares”. (Párrafo 7.1433)

3. Adicionalmente más de los 2.000 millones de dólares en subvenciones estatales y locales que Boeing tiene previsto recibir en el futuro son ilegales. 

“[E]l Grupo Especial constata que la reducción del impuesto … de Washington … son subvenciones específicas a Boeing …  [R]ecomendamos que, cuando se adopte el presente informe … los Estados Unidos ‘adopt{en} las medidas apropiadas para eliminar los efectos desfavorables o retir{en} la subvención’”. (Párrafos 7.302, 8.9)

4. El impacto de estas subvenciones es significativamente superior que su valor nominal debido a su particular naturaleza intrusiva.

“Precisamente porque está en la naturaleza de este tipo de subvenciones que tienen por objeto multiplicar los beneficios resultantes de determinado desembolso, el Grupo Especial considera improbable que los efectos de ese desembolso … pudiera reducirse a su cuantía monetaria”. (Párrafo 7.1760)

5. Este tipo de subvenciones ha distorsionado profundamente la libre competencia en la industria de la aviación y ha producido un daño significativo en la industria aeroespacial europea. 

“[C]aracterizaríamos las subvenciones a la investigación y desarrollo otorgadas por la NASA como programas de investigación y desarrollo orientados estratégicamente con una dimensión comercial importante y generalizada”. (Párrafo 7.1764)

“No nos cabe duda de que la existencia de las subvenciones … permitió a Boeing reducir sus precios más allá del nivel que de otro modo habría sido económicamente justificable y, en algunos casos, ello dio lugar a que obtuviera ventas que de otro modo no habría realizado, mientras que en otros casos condujo a que Airbus sólo pudiera obtener ventas a menor precio.”  (Párrafo 7.1818)

6. El impacto de estas subvenciones será duradero, colocando a Airbus en una situación de clara desventaja.

“Observamos asimismo que, en la medida en que estas subvenciones permitieron a Boeing obtener ventas que antes había logrado Airbus, sirvieron para afirmar a Boeing en la posición de proveedor actual, con lo que le daban una importante ventaja respecto del costo por cambio de proveedor frente a Airbus para las ventas futuras…” (Párrafo 7.1818)

“Boeing ha caído en su propia trampa en el procedimiento de la OMC", señaló Rainer Ohler. "Dicha compañía solo ha conseguido una enorme condena por sus mecanismos de financiación en EE.UU – si EE.UU. decide de implementar las recomendaciones – mientras el sistema europeo ha sido aprobado como un mecanismo legítimo de financiación. El único resultado de esta batalla anacrónica es que limita la capacidad de Estados Unidos y Europa para competir con los nuevos fabricantes que tienen acceso a una financiación gubernamental ilimitada".
Airbus está satisfecho con el informe de la OMC, pero entiende que la Comisión Europea puede apelar una serie de cuestiones relativas a su interpretación jurídica. En este aspecto, Airbus respalda completamente a la Comisión Europea.
Más información: www.airbus.com/presscentre/hot-topics/wto

El informe completo se puede ver en: www.wto.org (DS353)