JetBlue confirma su pedido de 40 aviones A320neo

JetBlue confirma su pedido de 40 aviones A320neo

El acuerdo formaliza el compromiso anunciado en junio

27 October 2011

JetBlue Airways ha concretado un pedido en firme de 40 A320neo (nueva opción de motor) anunciado con anterioridad durante la celebración del Salón Aeronáutico de Paris el último mes de Junio. La línea aérea no ha comunicado todavía la selección del motor con el que irán equipados. Con este nuevo contrato, JetBlue también convierte 30 A320 previamente contratados en A321, más grandes y equipados con Sharklets, elementos aerodinámicos en los extremos de las alas. A fecha de hoy los pedidos de JetBlue suman 40 A320neo, 30 A321 y 22 A320.

“Comenzamos nuestras actividades con aviones Airbus hace 12 años y desde entonces hemos utilizado la Familia A320 como columna vertebral de nuestra flota, obteniendo una gran respuesta tanto de nuestros clientes como de los miembros de las tripulaciones”, comentó Mark Powers, director Financiero de JetBlue Airways. “Nuestro modelo de negocio se basa en una estrategia de crecimiento sostenible, poniendo énfasis en el control de costes, a la vez que dotamos a nuestros pasajeros del máximo confort. Creemos que la flota de A320neo nos ayudará a conseguir estos objetivos”.

“Las obligaciones medioambientales y unos precios del petróleo más elevados demandan que nuestra industria siga optimizando sus equipos y operaciones, y el A320neo permitirá que JetBlue lo consiga”, aseguró John Leahy, Director del área de Clientes de Airbus. “Este nuevo pedido para el A320neo demuestra que los líderes de las líneas aéreas reconocen un buen producto cuando lo ven y saben que va a beneficiar a su negocios y a sus clientes”.

La Familia A320neo es el avión comercial de venta más rápida en la historia, con más de 1.200 pedidos y compromisos desde su lanzamiento a finales de 2010. Los nuevos modelos A319, A320 y A321 ofrecen la posibilidad de elegir entre dos nuevos motores – PurePower PW1100G, de Pratt & Whitney o el LEAP-X de CFM International. Los aviones incorporan también extensiones aerodinámicas en la punta de las alas conocidos como Sharklets. El resultado de estas mejoras ofrece una reducción del 15 por ciento en el consumo de combustible, lo que supone una reducción del dióxido de carbono de 3.600 toneladas anuales por avión.